Bautizos

«Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado» (Mt 28,20)

Esther

El sacramento del Bautismo se celebra a las 17h., todos los sábados disponibles (excepto en Cuaresma y durante el mes de agosto)

La Iglesia recomienda a los padres cristianos que sus hijos sean bautizados en las primeras semanas de vida, y que preparen debidamente éste sacramento primordial; de ahí que os invitemos a concertar la fecha del bautismo de vuestro hijo en el despacho parroquial lo antes posible, pero debéis saber que para bautizar lícitamente a un niño, se requiere:

1/ que den su consentimiento los padres, o al menos uno de los dos, o quienes legítimamente hacen sus veces;

2/ que haya esperanza fundada de que el niño va a ser educado en la religión católica; si falta por completo esa esperanza debe diferirse el bautismo

A quien va a recibir el bautismo se le ha de dar un padrino, cuya función es participar activamente en su iniciación cristiana procurando que después lleve una vida cristiana congruente con el sacramento que solicita a la Iglesia y, junto con los padres, presentar al niño en la celebración, comprometiéndose públicamente a cumplir fielmente las obligaciones inherentes al mismo.

En el Cursillo Prebautismal veremos los aspectos más relevantes de la celebración y os  entregaremos la Solicitud del Bautismo que debéis cumplimentar en casa y entregar antes de la celebración.

En éste documento encontraréis información esencial que os ayudará.