Intenciones del Papa

pope-francis-prayingCada mes del año, el Santo Padre presenta intenciones generales y particulares por las que nos invita a ofrecer oraciones y sacrificios; de ésta forma, confía en nuestra ayuda para cumplir el encargo recibido de Jesús a través del Primer Papa de confirmar en la fe al rebaño de Cristo fortaleciendo su fe y orando por las necesidades de la Iglesia.
En el bautismo, fuimos ungidos con el Santo Crisma que nos configura con Jesucristo y nos hace partícipes de su misión sacerdotal (para ofrecer nuestra vida por medio de oraciones, sacrificios, limosnas, obras de caridad,… como una ofrenda agradable al Padre), profética (anunciando el Evangelio con nuestras palabras y obras) y real (conquistando terreno al pecado, siendo cada vez más libres y viviendo en la virtud), por eso el Papa solicita nuestra colaboración para unirnos a sus intenciones de oración, que son sus preocupaciones más urgentes para éste momento. Al recoger esta invitación y este privilegio de ayudar al Vicario de Cristo, unimos nuestra oración y nuestra vida a la oración y a la misión de la Iglesia universal: el trabajo y el descanso, las alegrías y los sufrimientos. Y unidos a la Virgen María, que nos dijo en Caná: «Haced lo que Él os diga» (Jn 2,5).
apostoladooracion

Desde 1890 (hace casi 125 años) , los Papas ha confiado particularmente la oración por sus intenciones al Apostolado de la Oración, movimiento encargado de dar a conocer en todo el mundo sus preocupaciones; a través del ofrecimiento diario al Sagrado Corazón de Jesús, desean vivir el día en la continua presencia de Dios intercediendo por lo que nos ha encomendado el Papa a todos los hijos de la Iglesia.

 INTENCIONES DEL PAPA PARA EL MES DE FEBRERO DE 2016

Universal: Para que cuidemos de la creación, recibida como un don que hay que cultivar y proteger para las generaciones futuras.

Por la Evangelización: Para que aumente la oportunidad de diálogo y de encuentro entre la fe cristiana y los pueblos de Asia. 

OFRECIMIENTO DIARIO POR LA HUMANIDAD

Pope-Benedict-praying_large

Dios, Padre Nuestro, yo te ofrezco toda mi jornada, mis oraciones, pensamientos, afectos y deseos, palabras, obras, alegrías y sufrimientos, en unión con tu Hijo Jesucristo, que sigue ofreciéndose a Ti en la Eucaristía por la salvación del mundo. Que el Espíritu Santo que guió a Jesús sea mi guía y mi fuerza en éste día, para que pueda ser testigo de tu amor. Con María, la Madre del Señor y de la Iglesia, te pido especialmente por las intenciones del Papa y de nuestros Obispos para éste mes. Amén.